Los lácteos infantiles para los bebés

Lácteo bebé

La alimentación de un bebé es una tarea compleja, ya que hay que tener mucho cuidado con qué alimentos le ofrecemos y cómo se los ofrecemos. Una de las preguntas que se hacen muchas mamás y papás es si un bebé puede tomar lácteos. La respuesta es sí, pero, ¿a partir de qué edad? ¿cómo deben ser estos lácteos? Respondemos a las preguntas más frecuentes que pueden surgir sobre este alimento de cara a la nutrición de tu bebé.

¿A qué edad puede un bebé empezar a tomar lácteos infantiles?

Durante sus 6 primeros meses de vida, los bebés se alimentan exclusivamente de la leche materna o, en su defecto, leche de fórmula. A partir de este momento, el consumo de este tipo de leches se reduce bastante, aunque tal y como recomiendan los pediatras, se debe seguir dando al bebé unos 500 ml de leche al día hasta cuando te recomiende el pediatra.

La Sociedad Europea de Pediatría, Gastroenterología, Hepatología y Nutrición (ESPGHAN), recomienda no introducir la leche de vaca en la nutrición de los bebés, al menos hasta cuando hayan cumplido mínimo los 12 meses de edad. Esto se debe a que la composición de la leche de vaca cuenta con un alto contenido de proteínas que pueden afectar a otros micronutrientes y macronutrientes que son necesarios en la alimentación de nuestro peque. Por ello, los yogures elaborados con leche de vaca no se deben ofrecer a los bebés, al menos, hasta que cumplan su primer añito.

Pero, entonces, ¿puede tomar antes lácteos? Sí, pero deben ser los que conocemos como “lácteos infantiles”. Este tipo de productos están elaborados a partir de leche de continuación tipo 2. Por ejemplo Mi Primer Danone es el único lácteo fermentado infantil que consigue mantener parte de los nutrientes necesarios para el  normal desarrollo del bebé. Mi Primer Danone es una forma de darle leche de continuación a tu pequeño y completar los aportes de hierro y otros nutrientes que necesita.

¿Cómo introducir los lácteos infantiles en la alimentación de tu bebé?

Para acostumbrar a un bebé a nuevos alimentos, debemos tener paciencia y hacerlo poco a poco, sin forzar y respetando su apetito. Para ello, puedes empezar a dárselo, por ejemplo, como merienda o mezclándolo con otro tipo de alimentos como los trocitos de fruta o los cereales. De esta forma, tu bebé irá asimilando poco a poco el sabor de los lácteos. ¡Le acabarán encantando!

¿Qué beneficios tiene el yogur infantil?

Los lácteos infantiles son un buen alimento para la alimentación del bebé, ya que son ricos en proteínas, calcio, vitaminas del grupo B (especialmente, B2 o riboflavina) y vitaminas A y D. Tienen una mínima cantidad de azúcar debido a que, durante la fermentación, se transforma en ácido láctico.

Como decíamos antes, Mi Primer Danone es una buena opción para introducir los lácteos en la dieta de tu peque. El ingrediente mayoritario de este yogur infantil es la leche de continuación tipo 2, en un proporción del 95% en la variedad natural, y de un 84% en la variedad 3 frutas. Ahora sin azucares añadidos.

Mi Primer Danone, un producto único ya que, además de contener leche de continuación, es fresco y se conserva en la nevera. Y aporta a tu bebé calcio, vitaminas, hierro y otros minerales. Además contiene ácidos grasos esenciales que le ayudan a crecer sano.

Además, obviamente, Mi Primer Danone no está elaborado con leche de vaca, sino con leche de continuación. Y tiene la textura ideal para gustar a los más peque  y con gran parte  de los minerales y vitaminas que tu bebé necesita. 

En concreto, la fórmula de Mi Primer Danone  consiste en:

No obstante, como siempre, te recomendamos que ante cualquier duda sobre nutrición infantil, acudas a tu pediatra. ¡Una dieta variada y saludable será beneficiosa para el futuro de tu peque!

Bebe; Lácteo infantil



¡Síguenos!